PARADÓJICO E INFANTILESCO, EL ACTUAR DEL SENADOR AMÉRICO VILLARREAL.

T E C L A Z O S Por Guadalupe E. González

RESULTA paradójico e infantilesco el actuar del Senador Américo Villarreal Anaya, porque éste, lejos de pugnar, proyectar o luchar con tenacidad y perseverancia en el Senado de la República, para hacerle llegar beneficios a los tamaulipecos, “como es su obligación”, ahora, “tal vez como lacayo” de su homólogo Ricardo Monreal Ávila Coordinador Parlamentario de Morena, “ha salido a la luz pública”, para reprobar la decisión del Congreso de Tamaulipas, “por haber avalado un crédito” al Ejecutivo
Estatal por 4 mil 600 millones de pesos, cuyos recursos, serán destinados, por el Gobierno de Tamaulipas a la salud del pueblo, por el agravio que se ha venido generando por el contagio del Covid-19.

ESTE SENADOR, desde su arribo a donde dicen que, “la Patria es Primero”, “poco o nada le ha aportado a Tamaulipas”, obrando por convertirse “en un común agachón y omiso”, porque si hablamos de su trabajo legislativo, éste, “solo obra o procede en favor de la corriente”, levantando la mano, cual vil sumiso, “para palomear” lo que le ordena quien manda en la Bancada de MORENA. Y si referimos sobre gestiones realizadas por Américo Villarreal, para los tamaulipecos, sería bueno o ultra-mega importante que, con franqueza y honestidad, lo diera a conocer de manera pública, como ahora “al estilo valentón de barrio”, lo hace atendiendo instrucciones de su patrón político” Monreal Ávila, contemplándose que Américo, “aparte de servil”, es muy bueno “para el circo maroma y teatro”.

EN PRIMER LUGAR, el Dr. Américo Villarreal, de quien sabemos, es muy buen cardiólogo, éste, en el ámbito político, ha demostrado ser ineficaz e incluso incapaz para hacer un decoroso papel y favorecer a la gente que le dio el voto, porque esa
gente creyó y confió en él, pero lamentablemente, este político, “presunto pantorrillero dos”, ha dejado muy en claro, “no tener ni un solo mérito en la función pública”, en comparación a lo grande que en política, fue su respetable y admirado
padre el ex gobernador de Tamaulipas Ing. Américo Villarreal Guerra (q.e.p.d.) PARA ILUSTRAR al galeno victorense, es importante decirle que, “cuando se tienen buenos deseos para trabajar y servir”, eso se plasma en el marco de los hechos y no en “la buena oratoria”, “ni en la falaz verborrea” o en las actitudes rapaces de quien, por creer tener todo el poder del mundo, obra “solo porque así se lo ordenan” desde la ciudad de México, aquí estriba comentar también que, “la gente está cansada” de este tipo de políticos mal agradecidos y del montón, es decir políticos inermes, irresponsables y de baja calidad moral, porque son, de “los que no pagan cuentas de restaurantes”, por “no meterse la mano al bolsillo”.

Y aun así. Américo Villarreal,ilusamente, se anda apuntando para buscar bajo las siglas de Morena, “ser candidato
a gobernador”. ¡Háganme el favor!. Y SI REFIERO que me parece paradójico el actuar del Senador Villarreal Anaya, es
porque, “una paradoja, es una postura e idea extraña o bien opuesta “a lo que se considera verdadero”, respecto a una opinión general y es además, “una proporción en apariencia verdadera”, lo que por obviedad, conlleva “a una contradicción lógica” o a una situación que, “infringe el sentido común”. Resumo esto, porque en primer lugar, el proceder de real servicio al pueblo que, suponemos representa el senador, “no se ve por ningún rincón del estado”. Y pese a tener facultades para luchar, repito con tenacidad y perseverancia en el Senado y hacerle llegar apoyos o beneficios a su gente, “eso hasta hoy en día no lo ha hecho” o bien que nos diga para saberlo y darlo a conocer.

CLARO que, políticos, repito, de ínfima calidad moral como el Senador Américo Villarreal, como es el caso que hoy nos ocupa, lejos de obrar con firmeza y de manera propositiva, “se convierten en sumisos y agachones” y decirle eso a este político
victorense, no es ofenderlo, porque el senador, francamente, mas ofende a la gente de Tamaulipas, a las que les dijo “LES IBA A SERVIR Y NO LES HA SERVIDO PARA NADA”, pues los hechos sobre respuestas favorables de “él, hacia quienes le dieron el voto”, NO LAS HAY, NI LAS HABRÁ, porque Américo, está al servicio de lo que le diga su patrón político Ricardo Monreal y el pueblo, naturalmente que “siga en compás de espera”.

FINALMENTE, quiero decirles que, “me parece una incongruencia” que, Américo Villarreal Anaya, lejos de ser un político consciente, sensato y realista, a quien entre otras cosas, se le conoce en Victoria “como el mala paga”, penosamente, está más al servicio de “su padrino” el Senador Ricardo Monreal que, “al servicio de los Tamaulipecos”, y lo peor es que, éste, nada favorable le ha hecho llegar a la gente del Estado, con la que, “supongo creó compromisos en campaña”, pero tales compromisos a este político “de baja caterva moral”, “le han sido ambiguos, ecuánimes e indiferentes”. Pues “en los hechos, eso, es lo que se vislumbra”.

Por hoy es todo y hasta mañana.

Para sugerencias y puntos de vista en general al email:
lupeernesto@yahoo.com.mx

Cluster News Tv- Agencia Mx
Loading...